Psicoanálisis y psicoterapia en Londres

Psicoanalista en buenos airesEjerzo el Psicoanálisis en el ámbito público y privado desde el año 2002, poco después de mi graduación como Psicóloga por la Universidad Nacional de La Plata. Paralelamente a mi carrera cumplimentaba mi formación privada para devenir psicoanalista, lo que por entonces era un deseo en bruto de la analizante que era. Día a día desarrollo mi práctica clínica psicoanalítica de modo riguroso, consecuencia del “deseo del analista” (J. Lacan) que guía mi saber-hacer. Es un deseo neto de que haya un análisis con cada paciente, lo cual no es obvio, hace falta haber realizado un análisis personal que haya conducido al analizante, eventualmente,  desde aquel deseo en bruto de ser analista al “deseo del analista” es decir, a poder asumir el Acto analítico.

Servicios de Psicoterapia y Psicoanálisis

Orientación clínica

Psicoanálisis de Orientación lacaniana.

Servicio presencial

Tratamientos prolongados.

Servicio Online

Psicoterapias de corta duración.

“La dirección de la cura” que practico con cada analizante en la experiencia le permite potencialmente  ir más allá de la mera sensación de bienestar que aporta el autoconocimiento personal. Le guía en dirección a la conquista gradual de esa “máxima diferencia absoluta” que cada ser humano representa como tal, único en su singularidad en medio del mundo. Ello implicara trabajar con los tropiezos de su verdad en la encrucijada con el mundo que habita día a día, a través del deseo de saber-se…no sin este, pero será trascendido. La apuesta de un psicoanálisis no es la “cura” de nada. Tampoco es el saber, porque no es un discurso científico ni nada preceptivo que haya que asimilar. Es la experiencia de “algo” situado más allá del desciframiento del sentido inconsciente de los síntomas. Ello iría precipitando un cambio en la posición subjetiva del paciente frente a su propia vida y a los demás, con alivio sustancial del sufrimiento personal por reducción del goce en el síntoma. Ese es el camino que haremos. El desafío será acompañarle desde mi posición neta de analista, no desde ninguna moral, para ayudarle  a crear  su propio modo de saber-hacer-en-el-mundo, lo cual no es curarse de nada, sino poder llegar a ocupar un cierto lugar en el mundo donde no haya que pagar un coste tan alto en su afectividad. Me gusta decir: recobrar su  latido de vida.

“En Análisis podrías construir la piedra de tu camino”.